Actividades, Rutas

Jornadas Balfegó: El auténtico atún rojo

Esta semana se están celebrando las jornadas del atún rojo Balfegó en Aragón. 124 establecimientos de Zaragoza, Huesca y Teruel ofrecen en sus cartas variados platos cocinados con este ingrediente estrella. Nosotros nos acercamos al restaurante Jena y pudimos comprobar de primera mano la calidad de este producto.

Desde que llegamos nos sentimos como en casa, nos explicaron perfectamente cuáles eran los platos que podíamos probar. Nos decidimos por su tapa estrella y por supuesto varias raciones de diferentes cortes de atún rojo de manera que pudimos comprobar las diferentes texturas y sabores de este popular pescado.

Pero antes de todo, cortesía de la casa, catamos tres aceites, todos empeltre, variedad autóctona aragonesa, con los cuales disfrutamos comentando los distintos puntos de sabor y acidez según el momento de la recolección.

Y ahora ya pasamos al principal protagonista de la velada, el atún rojo Balfegó. En primer lugar llegó el sashimi, ventresca fileteada y acompañada de salsa de soja con wasabi. Su textura más grasa que otras partes del atún rojo contribuyó a que cada bocado se deshiciera en la boca. La salsa, equilibrada con el wasabi, acompañaba en todo momento.

Como segundo pase, el plato, al menos por popularidad, por excelencia: el tartar de atún rojo. Magníficos dados de lomo de atún, piparra y cebolleta, y aderezados con salsa oriental y sésamo, un plato sencillo y sabroso del que disfrutamos muchísimo.

Pasamos a los templados y calientes, otro plato típico de la cocina japonesa, el tataki de atún rojo Balfegó, que ya habíamos experimentado en casa (¡visita nuestro Instagram!) marinando un taco de lomo, envolviéndolo en semillas de sésamo, marcándolo suave en la sartén y fileteándolo fino. Un plato muy sabroso y fácil de preparar en casa. En este caso iba acompañado de verduritas en tempura, una forma diferente de comer verde 🙂

Y como traca final la oreja de atún envuelta en pimiento con salsa a la vizcaína. Un plato totalmente distinto a todo lo anterior, más de la tierra. Además estaba rebozado dándole contundencia y como decimos, un toque distinto a lo que estamos acostumbrados si pensamos en atún rojo. Este novedoso corte, todavía no muy popularizado, se llama así por su situación en la cabeza, entre la ‘tapa’ de las agallas y el ojo del atún.

Y como todo lo bueno llega a su fin, compensamos el salado con un rico postre casero, en este caso tarta de nueces con salsa de caramelo que nos dejó un muy buen sabor de boca, y muchas ganas de aprovechar esta semana de Jornadas para disfrutar con más platos de este auténtico manjar!

Síguenos en Facebook e Instagram, y si te ha gustado, comparte! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s